ES

EN

+34 621 227 416

L-V (9:00- 19:00)

Iniciar sesión

Formación

La Escuela

¿Sabes cómo hacer que tu slogan sea memorable?

Franco Brutti

11/1/24

11/1/24

¿Sabes cómo hacer que tu slogan sea memorable?
¿Sabes cómo hacer que tu slogan sea memorable?
¿Sabes cómo hacer que tu slogan sea memorable?

Todos buscamos posicionarnos en el mercado objetivo de manera fácil, rápida y segura y la mejor oportunidad para hacerlo es utilizando una frase impactante que destaque tu marca ante otros competidores… Esa frase, por demás pequeña es lo que se conoce como slogan y lo ideal es que sea memorable. 

Esas frases que siempre acompañan las campañas publicitarias de muchas marcas, están pensadas con la finalidad de que el nombre de la empresa sea el centro de atención de todos los clientes, se reconozcan los valores de sus productos y permanezcan en el recuerdo de los consumidores. 

El éxito de un negocio parte de las estrategias que se utilicen para publicitar la identidad del mismo, identidad que debe ser construída mucho antes de comenzar el branding. 

Seguramente ya sabes que además de la identidad visual, también se necesita un buen eslogan. 

Sin importar el tamaño de la empresa o el renombre de la marca, siempre es recomendable hacer uso de un eslogan memorable el cual sirve de mucho para posicionarse en un mercado.

A lo que nos referimos es que con un buen slogan podrás reforzar la personalidad de tu marca además de atrapar la atención del público y si el slogan va acorde con los valores de tu producto, podrás fidelizar a tus clientes por un buen tiempo. 

Un slogan no sólo está diseñado para anunciar productos o servicios, también es muy común su uso en campañas políticas entre otras…

Si el slogan no es impactante puede pasar lo sucedido en la campaña electoral de Barack Obama en el año 2008, donde se tomó la frase Yes We Can (Sí podemos) como slogan cuando en realidad era de una canción del rapero will.i.am, desplazando el slogan real que fue Change we can believe in (El cambio en el que podemos creer).

¿Interesante?… entonces quédate en sintonía de este post para que conozcas un poco más sobre la importancia del slogan para una marca o producto.

¿Qué es un slogan?

Slogan es esa frase corta con la que una marca promueve e identifica sus productos de una manera rápida. Se trata de un grito de guerra que se mete en la mente de los clientes o consumidores con la finalidad de que sea memorizado y asociado directamente con el artículo o servicio que ofrece.  

El slogan viene a ser la carta de presentación publicitaria de un producto con la cual se busca impactar al público objetivo con la intención de que se fije en las emociones de los clientes hasta hacerla permanecer por mucho tiempo.

Dependiendo de lo ingenioso y de la fuerza del slogan, la marca o producto se posicionará en su mercado y se impondrá ante su principal competencia. 

Comercialmente hablando, el slogan debe resaltar las características de una empresa o negocio destacando sus valores o misión. 

Para otros, el slogan viene a ser el seudónimo del producto que te brinda la información adicional de este; es decir, por el nombre lo conoces y por su mote o seudónimo sabrás qué hace o para qué sirve. 

Para qué sirve un slogan

Aparte de ser la etiqueta de distinción de tu marca o producto, el slogan puede servir para muchas otras cosas, entre ellas tenemos: 

  • Marcar la diferencia entre tu producto y el de  la competencia: con el slogan puedes mostrar los valores de tu marca, lo que significa que el cliente sabrá conscientemente por qué la escoge.

  • Fijarse en la mente del consumidor: al ser una frase fresca y pegajosa será recordada de forma inmediata por el cliente y automáticamente la asociará a tu marca lo que favorecerá la fidelización de los consumidores o clientes hacia tu producto.

  • Reforzar la identidad de tu marca: si la personalidad de tu marca está bien definida, el slogan tendrá un efecto positivo en el público y le ayudará a reconocer de una manera rápida los valores de tu producto. 

Componentes de un slogan

El hecho de que sea una frase de impacto indica que esta debe ser fácil, reconocible, fuerte, memorable y sobre todo pegadiza. Para lograr estas cualidades y más es necesario que el slogan presente ciertos elementos característicos, como los tres que te explicaremos a continuación: 

  1. Debe ser de corta duración: esto ayudará a que sea más fácil de memorizar. 

  2. La memorización debe ser ayudada: para que esto se dé de la mejor manera posible lo idóneo es que utilices palabras que sean retenidas sin ninguna dificultad.  

  3. Debe ser una invitación: si lo que buscas es que el público consuma tu producto, debes ser honesto con lo que ofreces e incluir en el slogan los objetivos de tu marca e invitar a probar que lo que ofreces es cierto. 

Componentes de un slogan

¿Cómo hacer un slogan memorable?

Ahora que sabes lo que es un slogan y lo importante de este para tu marca te indicaremos en un paso a paso cómo elaborar uno que sea fácil y sobre todo, memorable. En el slogan debes resumir de cierta forma, los aspectos más resaltantes de tu marca, como su historia, su identidad, su misión y lo que la diferencia de tus competidores. 

En definitiva, el slogan es la explicación a tu público del porqué tu producto, marca, empresa o negocio es lo mejor que encontrarán en el mercado… ¡veamos cómo!

1. Conoce a tu público

El paso principal para iniciar toda estrategia de marketing es saber exactamente hacia quién está orientado tu producto, quién es el consumidor con el cual iniciarás una relación comercial. 

En este primer punto no basta solo con saber sus indicadores socioeconómicos, debes tener información algo más personal que permita la conexión emocional producto-marca-cliente.

Recuerda que todo inicia con un texto pensado en una persona que consumirá tu producto, por lo tanto la producción del contenido debe narrar a la perfección los objetivos que buscas lograr para satisfacer sus necesidades. Para que eso te resulte fácil, recomendamos tener un buyer persona hacia el cual dirigirás todos tus esfuerzos comunicacionales. 

Como el slogan va destinado a una persona a la cual no le has visto la cara, debes pensarlo desde un punto de vista popular, con terminología de dominio común y tratar de no hacerlo en un idioma diferente al del público objetivo.

2. Resalta lo mejor de tu marca

Un slogan memorable es aquel que te hará  diferenciarte de la competencia, por eso es importante que esa diferencia sea el punto de partida para convencer al cliente de que lo tuyo es lo mejor. 

Se puede resumir en una frase impactante todo aquello que te distingue de tus competidores, algo así como calidad, precio, valor, tradición, entre muchas otras cosas.  

3. Posiciónate según la utilidad de tu producto

Es importante que además de mostrar los beneficios de tu marca, especifiques la utilidad de tu producto y cómo este resolvería las necesidades del consumidor, cuáles son las ventajas que tendrá al usar tu marca. 

4. Combina palabras de alguna lista

Esto funciona en el momento de crear el slogan de tu empresa o negocio. Elabora una lista de palabras relacionadas con tu marca que definan o califiquen tu producto, añade verbos que conecten con tu objetivo final y cierra las frases con algún adjetivo complementario. Corto, fácil y preciso.

¿Cómo hacer un slogan memorable?

Tips para estructurar tu frase o slogan

Como el slogan de tu empresa es la combinación perfecta de palabras tales como sustantivos, verbos y adjetivos, aquí te traemos una serie de tips que te ayudarán a crear de manera práctica una frase inolvidable… comencemos: 

1. Los sustantivos

Ubica todos aquellos que se relacionen con tu marca o producto. Por ejemplo si tu producto es un calzado, utilizar sustantivos tales como suavidad, comodidad, calidad, entre otros. 

Aunado a estos intenta introducir palabras que se te hayan quedado en la mente aunque te suenen irreverentes, tal vez sean el toque distintivo de creatividad que necesita tu slogan.

2. Los verbos

Prueba aquellos que indican el área de funcionalidad de tu marca o la acción que le dará el consumidor a tu producto. Un ejemplo es el caso de las marcas de productos alimenticios, la utilización de los verbos comer, degustar, probar, saborear, y algunos otros relacionados directamente es lo más común. 

También recuerda que el cliente tendrá algún tipo de sensación por lo que es recomendable incluir otros verbos como encantar o fascinar.

3. Los adjetivos

Aquí debes aprovechar el uso de los más comunes, los que describan tu producto o los que los diferencian; es decir que también puedes usar los antónimos. Ejemplos de estos serían “práctico/ complejo”, “ simple/ complicado”, “ nuevo/ tradicional”… y muchos otros más. 

Una vez que has estructurado tu frase, lo apropiado es comenzar a realizar las pruebas partiendo de una lluvia de ideas, lo cual te ayudará a relacionar las diferentes palabras entre sí, hasta que logres dar con una frase corta que se convertirá en el slogan de tu marca, empresa, negocio, producto o servicio.

No te rindas en los primeros intentos… siempre es bueno tener varias opciones a la mano. 

Otros tips que te ayudarán en la estructuración de tu slogan 

Otras recomendaciones que no podemos obviar para que tu slogan sea justo lo que tu marca necesita para impulsarse, son los siguientes: 

1. La honestidad

No juegues con las emociones de tu público ya que eso arriesgaría el posicionamiento que hayas logrado en tu mercado… no prometas lo que no estás dispuesto a cumplir. 

Cumple con las necesidades de los consumidores sin tratar de cubrir más allá de tus posibilidades. La honestidad y la sinceridad son la clave de la fidelización de tus clientes.  

2. La precisión

Aun cuando tu marca tenga un sin fin de cualidades, trata de ser lo más comedido posible en la frase que servirá de presentación para tu empresa. Deja que el cliente descubra poco a poco las ventajas de usar tu producto, sin ser bombardeado por frases largas de difícil memorización. Por esta razón lo indicado es que tu slogan no sobrepase las ocho palabras. 

3. Lo contagioso

Un buen juego de palabras fuertes que incluya rimas, hará que tu slogan sea divertido y se fije de forma rápida en la mente del consumidor. Intenta incluir en estas el nombre de la marca o del producto ya que eso reforzará la identidad de la empresa al ser asociado con el mensaje publicitario. 

4. El logotipo

Es importante también la asociación del slogan con el logotipo de tu empresa o marca. En caso de que no lo tengas, recuerda que los valores y la parte estética van de la mano con el slogan y con el producto. 

Luego de la combinación de palabras, incluso de la combinación e intercambio de frases, es el momento de seleccionar el slogan que más se parezca a tu imagen, a tu empresa, a tu producto… que tenga la personalidad de tu marca impresa por todos lados.

Es importantísimo revisar con mucho detenimiento la ortografía con la que redactes tu slogan ya que un mínimo error puede perjudicar tu imagen y tu reputación.

Repite en voz alta el o los slogans que te hayan hecho sentir en confianza hasta que puedas encontrar el que sea más agradable al oído, que sea de fácil repetición y el que veas más seguro de quedarse en la mente del público… Invita a gente de tu círculo más cercano a que participen en la selección de tu slogan.

Por último, chequea que el slogan que hayas seleccionado no corresponda a otro proyecto publicitario y de ser tu slogan definitivo, procede a registrarlo en nombre de tu marca, empresa o negocio y listo… comienza a incluirlo en todas tus estrategias de marketing. Mientras más resuene, más pegadizo será y mayor fijación tendrá en tu público objetivo.

Para finalizar te daremos algunos ejemplos de slogans memorables…

Sabemos que debes estar ansioso por comenzar a aplicar lo que has leído hasta ahora en la elaboración de tu slogan, pero no queremos despedirnos sin antes dejarte una lista de los diez ejemplos más comunes que pueden servirte de apoyo en la redacción o creación de tu frase memorable…¡Veamos!

  • M & M: “El chocolate se derrite en tu boca, no en tu mano”.

  • McDonalds: “Me encanta”.

  • Snickers: “No eres tú cuando tienes hambre”.

  • Rexona: “No te abandona”.

  • L´oreal: “Porque yo lo valgo”.

  • Lux: “El jabón de las estrellas”.

  • Chevrolet: “Siempre contigo”.

  • Huggies: “Hace bebés felices”.

  • Johnnie Walker: “Keep Walking”.

  • Mastercard: “Hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás existe Mastercard”

Parece simple, tal vez lo sea, o  tal vez no… solo es cuestión de que comiences por crear el tuyo. 

¡Hasta una nueva oportunidad! 

Si este artículo ha sido de tu agrado, no olvides dejarnos tus comentarios. También recuerda revisar nuestra web, seguro encontrarás el máster que se adapta a tus exigencias

¿Buscas algo en concreto?

Tech School

Rock theCode FullStack

Rock theCode FullStack

Power Bi

Power Bi

Data Science

Data Science

Data Analytics

Data Analytics

Si nunca te cansas de aprender…

¡Consigue toda una fuente de inspiración para mentes ambiciosas directamente a tu correo!

Recibe cada mes una selección de nuestros contenidos más TOP y hazte con los recursos que solo compartimos con nuestros suscriptores.