ES

EN

+34 621 227 416

L-V (9:00- 19:00)

Iniciar sesión

Formación

La Escuela

¿Qué es el servidor DNS y cómo solucionar problemas?

¿Qué es el servidor DNS y cómo solucionar problemas?
¿Qué es el servidor DNS y cómo solucionar problemas?
¿Qué es el servidor DNS y cómo solucionar problemas?

¿Cuántas veces te ha pasado que al intentar acceder a una web te ha aparecido el siguiente mensaje: «El servidor DNS no responde»?

Seguro que más de una (y de dos). 

Sin duda, lo primero que habrás sentido es molestia, en especial si estabas investigando algo para una tarea o un trabajo.

Pero en algún momento te has preguntado ¿qué es el servidor DNS? ¿Qué se supone que hace? Y, sobre todo y lo más importante: ¿Es posible solucionar el error con el servidor DNS?

Pues bien, la respuesta a esto es sí, existen algunas soluciones que puedes intentar implementar para acceder a esa web que necesitas leer.

Sin embargo, nosotros no somos de darte una simple y respuesta y ya, es por ello que hemos preparado todo un artículo informativo sobre el servidor DNS.

Puesto que, para que entiendas por qué puede fallar, necesitas saber qué es y cuáles son las funciones que se encarga de cumplir.

¿Qué es el servidor DNS?

Lo primero a repasar, como siempre, será la definición, pues necesitamos sentar las bases informativas que te permitirán comprender el artículo en su totalidad.

Las siglas del DNS vienen del inglés Domain Name System, el cual puede ser traducido como Sistema de Nombres de Dominio.

Este es un método utilizado en internet para reconocer mejor los dominios de cada sitio web.

Por norma general, cada página web cuenta con una IP que se encuentra compuesta por una serie de números que es bastante específico y que tiene un orden único.

Por supuesto, para los internautas sería más complicado recordar cuál es la IP de cada sitio web, por eso se utiliza el DNS, para que cada sitio web pueda tener un nombre y pueda ser mejor reconocido y recordado.

De esa manera, podríamos afirmar que el DNS vendría a ser una especie de agenda telefónica, pero de internet.

Ya que, cuando escribes el nombre de un sitio web en tu buscador, el servidor DNS será el encargado de traducirlo para identificar cuál es la IP de la página y así poder tener acceso al mismo.

¿Cómo funciona un servidor DNS?

Partiendo de su definición, ya nos podemos hacer una idea completa de lo importante que resulta dentro de internet como lo conocemos en la actualidad.

Sin embargo, para entender a fondo todo en lo que está involucrado, es importante repasar cómo trabaja este tipo de servidor.

Hay que tener en cuenta que existen diversos servidores DNS para cada dominio o subdominio web.

De manera interna, existe un DNS para cada uno de los dominios y el orden de la jerarquía es la misma para ambos.

Por lo tanto, cuando uno de los servidores falle, el secundario será el que se encargará de trabajar de manera individual, aunque en este proceso interno puede haber un período de tiempo que tarde una cantidad indeterminada de minutos.

¿Qué es lo que pasa de manera interna cuando hay un fallo en los DNS?

Si bien es cierto que nosotros no vemos más que el mensaje del fallo en el servidor, esto no quiere decir que sea solo un anuncio y ya, pues detrás de él están sucediendo cosas que son las que han generado la falla que no nos permite acceder al sitio web.

Cuando el servidor no responde, no se puede completar el proceso de resolución de nombres, de allí que se genere una interrupción en todo el servicio.

Cabe destacar que muchas de las causas comunes de los fallos en este servidor están relacionadas con la configuración del navegador con el que estamos intentando acceder.

Ya que, para nadie es sorpresa que existen algunos navegadores en los que ciertas páginas web no pueden ser abiertas o no funcionan del todo bien.

Es por ello que, cuando vas a montar tu página web, se suele recomendar contar con una infraestructura DNS que sea muy segura, pues de esa manera se generarán menos errores.

Además, siempre viene bien dejar configurado un segundo DNS que trabaje de manera secundaria para aquellos momentos en los que el DNS primario presente fallos.

4 Formas de resolver los problemas con el servidor DNS

Ahora bien, si estás ante un problema web por un error de estilo, de seguro te estarás preguntando qué hacer, pues si necesitas ingresar al sitio web con urgencia, no tendrás tiempo de esperar a que el error se solucione por sí solo.

En este punto hay que destacar que existen una serie de posibles soluciones a seguir que te pueden ser de gran ayuda.

Por lo tanto, te dejamos una lista de las opciones que puedes intentar aplicar para solucionar este problema:

1. Desactivar el cortafuegos

Uno de los principales motivos por el que se suele generar el problema con el servidor DNS tiene que ver con algún tipo de falla o impedimento generado por el cortafuegos de tu ordenador o tu antivirus.

Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es desactivar el cortafuegos de manera momentánea, al menos mientras ingresas al sitio web que te interesa.

Si nunca has hecho esto y trabajas con un ordenador que tiene el sistema operativo de Windows, tienes que seguir estos pasos para desactivar el cortafuegos:

  • Acceder al Panel de Control.

  • Selecciona la opción de Actualización y luego la de Seguridad.

  • Entre las opciones que te aparecen tendrás que hacer clic en Seguridad de Windows.

  • Después, tienes que seleccionar Protección contra virus y amenazas.

  • Luego, presiona Administrar la configuración y desde allí podrás deshabilitar el cortafuegos de manera momentánea.

Ahora bien, si trabajas con un ordenador que tenga Mac, tienes que saber que los pasos a seguir son:

  • Accede a «Preferencias del Sistema».

  • Selecciona el botón de «Seguridad y Privacidad».

  • Haz clic en «Firewall» y desde allí podrás deshabilitar el cortafuegos de manera momentánea.

2. Intentar desde otro navegador

Tal y como hemos mencionado con anterioridad, a veces solucionar los problemas del servidor DNS es algo tan sencillo como tan solo cambiar el navegador que estamos utilizando por otro.

Es decir, si estabas empleando Google Chrome, procura probar con Mozilla Firefox, Opera o incluso con Microsoft Edge que suele venir instalado de manera predeterminada en los ordenadores.

En caso de que el problema tenga que ver con esto, puedes tener la certeza de que la página web te abrirá en cuanto accedas a ella con otro navegador.

Por supuesto, si esto no ha solucionado tu problema, entonces será momento de intentar con alguna de las otras posibles soluciones.

3. Reiniciar el router de internet

Otra de las soluciones que se presenta como una de las más simples para resolver este problema es reiniciar el router de internet.

Esto es de ayuda porque, cuando hacemos esto, se vacía la caché del router, por lo que al volverlo a encender es probable que la página web ya nos abra sin problema.

Sin duda se trata de una opción muy sencilla, ya que todos los routers de internet cuentan con un botón bastante visible.

Por lo tanto, todo lo que tienes que hacer es presionarlo para apagarlo, esperar algunos segundos o minuto completo y volver a encenderlo para comprobar si el error ha sido solucionado.

4. Borra la caché del DNS

Ahora bien, si has llegado hasta aquí, es probable que sea porque ninguna de las opciones que están antes de esta te ha solucionado el error del servidor DNS.

Por lo tanto, otra de las opciones que puedes implementar es borrar la caché del DNS.

Si bien es cierto que tal vez no sea tan sencillo como reiniciar el router, no se trata de nada imposible, solo que tienes que saber bien cuál es el proceso a seguir.

Si trabajas con Windows, lo primero que tienes que hacer es escribir en la barra de búsqueda «cmd» y en el resultado tendrás que seleccionar el programa del símbolo de sistema.

En cuanto se abra la ventana de este programa, tendrás que escribir con exactitud esto: ipconfig/flushdns y luego tendrás que presionar el botón Enter.

Luego de que el proceso inicial se complete, tendrás que escribir estos comandos también: ipcongif/registerdns, ipconfig/release y ipconfig/renew.

En cambio, si utilizas Mac, los pasos a seguir son un poco distintos. En primer lugar, abre la aplicación Terminal lo que podrás hacer presionando Comando + Espacio y escribir «Terminal».

Una vez dentro, escribe lo siguiente: dscacheutil -flushcache.

De igual manera, luego de escribir esto presiona Enter.

A diferencia de en Windows, no te aparecerá ningún mensaje que te avise que la caché del DNS ha sido limpiada, pero podrás asumirlo de forma inmediata luego de ejecutar el código que te hemos indicado.

4 formas de resolver los problemas con el servidor dns

Los 3 tipos de servidores DNS que existen

Otro de los temas relacionados con el DNS que tienes conocer tiene que ver con los tipos de servidores existentes.

Así es, existen diversos estilos de servidores DNS y cada uno de ellos cuenta con un modo de funcionar en específico.

Por lo tanto, resulta igual de importante conocer sobre cuáles son y cómo se componen cada uno de ellos, por lo que te lo estaremos explicando a continuación:

1. Servidores DNS primarios

Como te podrás imaginar, por el mismo nombre con el que se le conoce, los servidores DNS son aquellos que funcionan de manera principal.

Tal y como te mencionamos en la definición del tema, existen varios DNS que suelen trabajar a la vez.

Por ende, el que es catalogado como primario es el que se suele almacenar en sus propios ficheros y el que se encuentra trabajando en todo momento como principal.  

2. Servidores DNS secundarios

En cambio, cuando se habla de los secundarios, se trata de aquellos que están allí para los momentos en los que los primarios fallen.

Claro está, esta no es la única función que los servidores secundarios cumplen.

Hay que destacar que también son los que funcionan como intermediarios para los momentos en los que los servidores primarios necesitan obtener datos de una transferencia de zona.

Por lo tanto, en diversos aspectos, los servidores primarios y secundarios suelen trabajar a la par, como una especie de equipo.

3. Servidores DNS locales

Por último, hay que hacer mención también de los servidores DNS locales, los cuales no tienen la base de datos necesaria para la resolución de nombres.

Por lo que ellos se encuentran dependiendo de los demás servidores DNS existentes.

Por ende, cuando ellos manejan las solicitudes, se las hacen llegar a algunos de otros DNS y, una vez que les entregan las respuestas, los locales se encargan de almacenarla para así poder atender futuras solicitudes con más agilidad.

los 3 tipos de servidores dns que existen

I

¿Cómo conocer cuál es tu DNS?

Aunque no es algo que solemos revisar con regularidad, sí que es cierto que viene bien aprender cómo conocer cuál es nuestro DNS.

Ya que, existen algunas tareas o configuraciones internas de nuestros equipos para las que podríamos necesitar tener el número que corresponde a nuestro DNS.

Tal y como lo hemos venido haciendo a lo largo del artículo, primero vamos con la explicación que corresponde a Windows:

  • Tienes que acceder al «Símbolo de sistema» escribiendo en la barra de búsqueda «cdm».

  • Una vez allí tendrás que escribir: nslookup google.com y luego presionar el botón de Enter.

  • Esto hará que te arroje una serie de resultados, pero tienes que saber que en la línea de «Address» es donde aparecen los números que componen a tu DNS.

Ahora bien, si trabajas con un ordenador que tiene Mac como sistema operativo, tendrás que seguir estos pasos:

  • Presiona Comando + Espacio y escribe «Terminal».

  • Una vez dentro terminal tendrás que escribir «nslookup» google.com y luego presionar Enter.

  • En los resultados que te aparecerán tu DNS se encuentra en la línea que corresponde a «Address».

Ahora que ya tienes una mayor consciencia al respecto de este tema, estarás preparado para afrontar las próximas veces que tengas un problema con el servidor DNS.

Asimismo, estar al tanto de qué es el servidor DNS es algo que necesitamos conocer, en especial hoy en día, pues utilizamos internet con más frecuencia de la que nos gustaría admitir.

Si te ha gustado el contenido, recuerda compartirlo y ayudarnos a llegar a más personas que estén interesadas en estos temas.

Si nunca te cansas de aprender…

¡Consigue toda una fuente de inspiración para mentes ambiciosas directamente a tu correo!

Recibe cada mes una selección de nuestros contenidos más TOP y hazte con los recursos que solo compartimos con nuestros suscriptores.