ES

EN

+34 621 227 416

L-V (9:00- 19:00)

Iniciar sesión

Formación

La Escuela

Introducción a IPOs: comprendiendo las ofertas públicas iniciales

Introducción a IPOs: comprendiendo las ofertas públicas iniciales
Introducción a IPOs: comprendiendo las ofertas públicas iniciales
Introducción a IPOs: comprendiendo las ofertas públicas iniciales

Las IPO son eventos financieros que capturan la atención del mundo empresarial y de inversión, procesos que permiten a empresas privadas dar el salto al escenario público al vender sus acciones al mercado abierto. 

Sin embargo, más allá de los titulares llamativos y los campanazos de apertura en las bolsas de valores, las IPOs son estrategias financieras fundamentales que pueden redefinir el futuro de una empresa y moldear la trayectoria de los inversores.

Por ello, exploraremos en detalle el fascinante mundo de las IPOs, examinando los beneficios que pueden ofrecer a las empresas, desde la recaudación de capital y la liquidez para los accionistas hasta el acceso a los mercados globales y la mejora de la visibilidad pública, cada aspecto de una IPO será desmenuzado. 

¿Qué es una IPOs?

Una Oferta Pública Inicial o IPO, por sus siglas en inglés, “Initial Public Offering” es el proceso mediante el cual una empresa privada emite acciones para el público en general y se convierte en una empresa de capital abierto que cotiza en bolsa.

Este simple acto que es utilizado por una gran variedad de empresas a lo largo de todo el mundo es un excelente medio para atraer inversores públicos y obtener un nuevo financiamiento adicional para sus operaciones y crecimiento. 

Características de las IPOs

Este proceso ofrece una gran variedad de ventajas a las empresas, pero para saber si una IPO está en el camino correcto necesitas conocer sus características, puesto que un error puede acarrear grandes riesgos para cualquier empresa, por lo que te mencionaremos algunas de las más relevantes:

1. Emisión de nuevas acciones

Cuando la empresa decide apostar por una IPO, emite nuevas acciones que se ofrecen al público por primera vez, las cuales se conocen como "acciones de oferta pública" y son diferentes de las acciones que se han emitido antes, que solo podían estar en manos de fundadores, inversores iniciales y empleados.

2. Recaudación de capital

¿Hacerlo o no hacerlo? He ahí la cuestión. Una de las principales razones para llevar a cabo una IPO es recaudar capital adicional para financiar las operaciones y el crecimiento de la empresa.

Si bien puede hacerse para diferentes tipos de planificación, por lo general el ingreso obtenido a través de la venta de acciones en la IPO se utiliza para diversos fines, como inversión en nuevos proyectos, reducción de deudas o expansión del negocio.

3. Cotización en bolsa

Después de que una empresa emite la IPO, las acciones comienzan a cotizarse en una bolsa de valores pública, lo que permite a los inversores comprar y vender acciones de la empresa en el mercado abierto, razón por lo cual la bolsa le proporciona liquidez a los accionistas y facilita la inversión en la empresa.

4. Regulación y divulgación

Hay que ser honestos, una asociación no se levanta un día y decide hacer una IPO, ya que las empresas que la realizan deben cumplir con regulaciones estrictas, tanto de la bolsa de valores en la que cotizan como de las autoridades financieras. 

Esto implica la presentación de documentos financieros detallados, como prospectos que proporcionan información relevante para los inversores potenciales, estados financieros, riesgos, planes de negocios, entre otros.

5. Participación del público

A través de una IPO, la empresa abre sus acciones al público en general, lo que quiere decir que cualquier inversor, ya sea un individuo, una institución financiera o un fondo de inversión, puede comprar acciones de la empresa si cumple con los requisitos y está dispuesto a invertir.

6. Precio de oferta

Durante una IPO, se establece un costo de oferta inicial para las acciones de la empresa, precio que se basa en una variedad de factores, como el valor de la empresa, la demanda del mercado y las condiciones económicas en ese momento, digamos que es el punto de partida para los inversores que compran acciones a este precio de oferta inicial.

7. Accionistas actuales

Además de la emisión de nuevas acciones, algunos accionistas ya existentes, como fundadores, inversores iniciales y empleados, pueden vender parte de sus acciones en la IPO lo que permite que los accionistas obtengan liquidez al vender sus participaciones en el mercado público.

8. Bancos de inversión

Las empresas que realizan una IPO por lo general trabajan con bancos de inversión y asesores financieros que ayudan en el proceso de emisión de acciones, dichos bancos desempeñan un papel importante en la valoración de la empresa, la determinación del precio de oferta y la promoción de la oferta entre inversores institucionales y minoristas.

Características de las IPOs

Empresas que tienen o tuvieron una IPOs

Es posible que pienses que las empresas internacionales grandes no recurren a estos medios de financiamiento, pero la verdad es todo lo contrario. De hecho, es una opción importante para la recuperación económica de una empresa o para su crecimiento, de hecho, el FC Barcelona es un claro ejemplo del primero.

Sin embargo, queremos darte una lista de empresas que de diversos sectores que cumplen con ciertas condiciones, primero que quizá las conozcas, y segundo, es posible que no sepas que tienen una IPO, es decir, que pudiste adquirir acciones de ellos en la bolsa de valores en algún momento.

  • Alibaba Group Holding Limited: la gigante china del comercio electrónico Alibaba realizó una de las IPOs más grandes de la historia en 2014 en la Bolsa de Nueva York (NYSE).

  • Tencent Holdings Limited: Tencent, una de las principales empresas tecnológicas de China, cotiza en la Bolsa de Hong Kong y realizó su IPO en 2004.

  • Spotify Technology S.A: la plataforma de transmisión de música con sede en Suecia, Spotify, realizó una IPO en la Bolsa de Nueva York en 2018.

  • Airbnb, Inc: la plataforma de alquiler de alojamientos Airbnb realizó su IPO en la Bolsa de Nasdaq en 2020.

  • Uber Technologies, Inc: Uber, la empresa de transporte compartido, realizó una IPO en la Bolsa de Nueva York en 2019.

  • Unity Software Inc: Unity, una empresa de software utilizada en la creación de videojuegos, realizó una IPO en la Bolsa de Nueva York en 2020.

  • ZOOM Video Communications, Inc: conocida por su plataforma de videollamadas, realizó su IPO en el Nasdaq en 2019.

  • Coinbase Global, Inc: la plataforma de criptomonedas Coinbase realizó una IPO en el Nasdaq en 2021.

¿Por qué es importante considerar que las grandes empresas que a día de hoy son un referente en su industria han realizado una IPO en algún momento? Por los beneficios que le permitieron convertirse en lo que son hoy.

Beneficios que puede ofrecer una IPO

Una IPO puede ofrecer varios beneficios, no solo a la empresa que realiza la oferta; sino también a los inversores y otras partes interesadas que podrían ver una oportunidad de adquirir acciones de dicha empresa. Como vimos antes, hay muchas compañías que lo han hecho, ¿pero a cambio de cuáles beneficios? Veamos las posibles opciones:

1. Recaudación de capital

La recaudación de capital es uno de los beneficios más evidentes de una IPO. No te lo tenemos que decir, ya que al emitir nuevas acciones en el mercado público, una empresa puede obtener una cantidad significativa de fondos adicionales. Como ya te dijimos, este capital puede utilizarse de diversas maneras, como 

  • Financiar el crecimiento del negocio.

  • Invertir en nuevos proyectos.

  • Adquirir activos estratégicos.

  • Pagar deudas existentes. 

La capacidad de recaudar capital de manera efectiva es esencial para el crecimiento y la expansión de muchas empresas, de ahí que sea una opción palpable y real para cada una de las empresas que mencionamos antes.

2. Liquidez para accionistas actuales

La liquidez es la capacidad de convertir una inversión en efectivo de manera rápida y eficiente, si consideramos que una IPO ofrece a los accionistas existentes, como fundadores y primeros inversionistas, la oportunidad de vender parte de sus acciones en el mercado público, es una manera rápida de ingresos.

Claro, debes recordar que esto les permite obtener ganancias en sus inversiones y acceder a fondos líquidos que pueden utilizar para otros fines, como invertir en nuevos proyectos o diversificar sus inversiones.

3. Acceso a mercados de capitales globales

Cotizar en una bolsa de valores pública proporciona a una empresa acceso a una amplia base de inversores tanto nacionales como internacionales, lo que es beneficioso para empresas que buscan financiamiento a gran escala o que desean expandir su presencia en mercados internacionales. 

Los inversores institucionales, fondos de pensiones y otros participantes del mercado global pueden comprar acciones de la empresa, lo que aumenta su visibilidad y atractivo en todo el mundo.

4. Mayor visibilidad y perfil público

Una IPO aumenta la visibilidad y el prestigio de la empresa, ya que la cobertura mediática y el interés de los inversores pueden elevar el perfil público de la empresa, lo que puede ser beneficioso en términos de atraer clientes, socios comerciales y empleados talentosos, además de ser una oportunidad para destacar en su industria.

5. Facilita las adquisiciones y fusiones

Tener acciones cotizadas de manera pública puede ser una ventaja estratégica cuando se trata de adquisiciones y fusiones, ya que las acciones de la empresa pueden utilizarse como moneda de intercambio en transacciones de este tipo, lo que facilita la consolidación de la industria y la expansión de la empresa. 

Además, las empresas cotizadas suelen tener acceso a un mayor número de oportunidades de adquisición y fusiones con otras empresas ya consolidadas, puesto que pueden utilizar sus acciones para financiar transacciones.

Beneficios que puede ofrecer una IPO

El antes y después de una IPO para una empresa

El proceso de una Oferta Pública Inicial puede tener un impacto significativo en una empresa, tanto antes como después de la oferta pública y es que si con los ejemplos que te hemos dado y los beneficios que puede aportar no te basta, veámoslo de otro modo:

1. Antes de la oferta pública inicial

Antes de realizar una IPO, una empresa es de propiedad privada y opera con un mayor grado de privacidad financiera. Es decir, depende en gran medida de inversores privados, como fundadores y fondos de capital de riesgo, para financiar sus operaciones y expansión. 

El acceso al capital es más limitado y suele estar vinculado a acuerdos privados, por lo que la liquidez para los accionistas es reducida, ya que las acciones son difíciles de vender en un mercado privado. Además, los fundadores y accionistas principales ejercen un mayor control sobre la empresa.

2. Después de la oferta pública inicial

Tras una IPO, la empresa experimenta un cambio significativo en su estructura y operaciones ya que debe cumplir con estrictas regulaciones de divulgación financiera y operativa, lo que aumenta la transparencia. 

Accede a los mercados de capitales públicos, lo que le permite emitir nuevas acciones o bonos para recaudar fondos adicionales. Además, los accionistas existentes, incluidos los fundadores, pueden vender sus acciones en el mercado público, lo que proporciona liquidez. 

La empresa está sujeta a un mayor escrutinio público, lo que incluye el análisis de resultados financieros y operativos, y debe lidiar con la volatilidad del precio de sus acciones en el mercado. Sin embargo, también obtiene mayor visibilidad y puede utilizar sus acciones como moneda de intercambio en fusiones y adquisiciones.

3. ¿Qué podemos concluir?

En resumen, una IPO marca una transición importante en la vida de una empresa, ya que pasa de ser privada a ser una empresa de capital abierto, donde casi cualquier persona puede invertir.

Aunque ofrece ventajas como el acceso a capital público y una mayor liquidez, también conlleva una mayor regulación y escrutinio público. Cada empresa debe considerar con sumo cuidado si una IPO es la estrategia adecuada de acuerdo con sus objetivos y necesidades.

La pregunta es, ¿crees que tu empresa está preparada para dar el salto hacia una oferta pública inicial? ¿Crees que podrías aprovechar que otra empresa haya llevado a cabo su IPO? Estas preguntas, como siempre, te invitamos responderlas en los comentarios.

Si nunca te cansas de aprender…

¡Consigue toda una fuente de inspiración para mentes ambiciosas directamente a tu correo!

Recibe cada mes una selección de nuestros contenidos más TOP y hazte con los recursos que solo compartimos con nuestros suscriptores.