Qué es y cómo hacer una estrategia de contenidos desde cero

Claudia Roca

12/8/22

12/8/22

Qué es y cómo hacer una estrategia de contenidos desde cero
Qué es y cómo hacer una estrategia de contenidos desde cero
Qué es y cómo hacer una estrategia de contenidos desde cero

En los últimos años hemos visto cómo la red se ha inundado de la frase «El contenido es el rey», y es que sí, no podemos negar que el marketing digital es el favorito de muchas empresas y negocios por el enorme impacto que puede tener en las audiencias. 

Y es ahí cuando entra en juego la estrategia de contenidos, esa que te permitirá triunfar en cualquiera que sea tu objetivo de marketing si la aplicas y sigues como todo un profesional. 

Estamos convencidos de que si consigues crear contenido de valor, tus comunidades te lo agradecerán de corazón, porque además de querer consumir cualquier producto o servicio que les ofrezcas, desean conectar con la marca al máximo.

Este tema nos apasiona tanto que decidimos dedicarle este artículo especial que esperamos lleves bajo la manga en la planificación digital de tu negocio. 

¿A punto de crear tu nueva estrategia de contenidos? Échales un ojo a los siguientes consejos para no morir en el intento: 

¿Qué es una estrategia de contenidos digital?

Una estrategia de contenidos es un plan en el que se definen acciones concretas que lleven a tu negocio digital a cumplir con ciertos objetivos, todo a través de la publicación de contenidos en medios sociales y digitales. 

El contenido escrito o audiovisual es el pilar de esta rama del marketing digital. 

Así que todas las estrategias de contenidos están creadas en base a crear ese contenido que sea diferenciador, capaz de generar engagement, crear marca y sobre todo, vender. 

A través de un plan de marketing de contenidos puedes incluso conocer cuáles son los deseos de tu audiencia y ofrecer ese gancho o lead magnet que tanto desea. Lo importante en este caso es poder dar ese valor a cambio de su fidelidad hacia tu marca, tus productos o servicios. 

¿Y qué es el contenido? 

Ese término que está en boca de todos pero que quizá pueda resultar confuso para ti. 

El contenido debe ser un mix de los siguientes elementos: 

  • Información: tu mensaje debe ser específico y decir algo en realmente útil para tu audiencia. Evita dar ideas confusas que dejen a tu potencial cliente en el mismo sitio, es decir, tienes que informar de manera concreta algo. Para que tengas más luces en el momento de definir esta información, ten en cuenta cualquiera de los pilares del contenido para escribirla, «¿Y qué es eso de los pilares del contenido», pues se trata de un método que se utilizan en el marketing digital para categorizar al contenido, por lo que este puede ser de entretenimiento, objetivo, compartible, que haga desear algo al consumidor o que le inspire. Nota: si quieres una guía a profundidad sobre los pilares del contenido, háznoslo saber en comentarios, estaremos encantados de crearla desde cero para ti.

  • Contexto: sea lo que sea que compartas, debe estar dirigido al público correcto, en el momento ideal y con las palabras adecuadas. ¿Imaginas una campaña de publicidad de Victoria Secret dirigida a hombres de 85 años en adelante? Así como ese ejemplo está fuera de contexto, tu contenido podría estarlo, independientemente de si lo lanzas en canales digitales o no. Sé asertivo con el mensaje.  

  • Formato: ¿Quieres únicamente texto? ¿Diseñarás infografías? ¿Lanzarás un podcast? ¿Te gusta el vídeo marketing?… Define bien en qué formatos quieres que tu potencial cliente consuma el mensaje que tienes que ofrecerle. 

Los potentes beneficios de tener una estrategia de contenido para tu negocio 

A todas estas, te debes estar preguntando porqué necesitas tener al contenido como tu aliado en las estrategias de marketing digital que hagas para tu negocio. 

  1. Optimiza tu planificación: si sabes a dónde vas y qué publicas a largo plazo, podrás identificar qué acciones emprenderás en un futuro para planificarte mejor. ¿Este artículo del blog tiene las visitas que esperabas? ¿El vídeo que publicaste en Youtube genera suscripciones? ¿El ebook que enviaste por correo ha obtenido suficientes descargas? 

  2. Puedes crear una sensación de confianza: para tus comunidades y potenciales clientes es esencial tener la seguridad de que sabes de qué hablas, qué ofreces y cómo podrías resolverle algunos de sus problemas. Y todas esas objeciones las puedes derrumbar a través del contenido que postees en tus cuentas o distribuyas en canales digitales. 

  3. Creas autoridad alrededor de tu marca: una vez tengas la confianza de tu comunidad podrás servir como referente del sector. Y para ello es esencial que seas transparente, sea lo que sea que postees debe ser congruente con los resultados que muestras de tu producto o servicio. 

  4. Generarás más ingresos: al ser autoridad del sector y tener una comunidad que avala que la información que compartes es útil, la conversión será más sencilla ya que usuarios que no te conocen de nada confían en ti gracias a la prueba social que hay alrededor de tu marca. 

Pasos para planificar y diseñar una estrategia de contenidos desde cero

Es momento de poner manos en la masa, la obra ya está hecha y es tu negocio digital. 

1. Ten la misión, la visión y los valores de tu negocio a la mano

Este es el paso esencial que debes llevar a cabo incluso antes de lanzar tu producto o servicio al mercado. Y es que son tres pilares esenciales de todo negocio, digital o no, debes saber qué norte quiere tener la marca y cuáles son esas acciones que le acercarán más a los objetivos que establezcas a mediano y largo plazo. 

2. Haz un análisis DAFO de tu situación

Sobre todo de tu situación actual, ¿cuáles son esas amenazas internas o externas que debes tener en cuenta? ¿Las oportunidades que tiene tu negocio de crecer? ¿Qué debilidades debe superar? 

Suena bastante cliché, pero después de este análisis DAFO podrás saber qué acciones darás para llegar a los KPIs sin mayores contratiempos. 

3. Asegúrate de que los KPI sean los que necesita tu plan de contenidos

Y tú te preguntarás, «¿Qué son los KPI?».

No son más que indicadores y métricas clave con las que puedes evaluar el rendimiento de cualquier plan de marketing, digital o no. O las Key Performance Indicators por sus siglas en inglés. 

Hay miles y miles de KPIs; sin embargo, en marketing digital existen métricas esenciales que no deben faltar en ninguna estrategia de contenidos, como por ejemplo: las páginas vistas de una web, las sesiones, la cantidad de usuarios, el tiempo de permanencia en una web o la tasa de rebote

¿Lanzarás tu estrategia de contenidos enfocada solo al blog de tu negocio? Entonces te interesa tomar en cuenta la tasa de rebote y las visitas de la web como KPIs funcionales para tu estrategia. 

Aquí te dejamos el artículo estrella sobre las métricas más importantes de todo negocio digital y que te ayudarán a alcanzar el éxito en pasos sencillos: Estas son las métricas clave para un negocio exitoso

¡Y de paso con descargable para que tengas a la mano en todo momento!

4. Haz un análisis a detalle sobre tu público objetivo

Estudia sus intereses, deseos, miedos, edades, géneros, ingreso salarial, objeciones, motivaciones, profesión, hobbies, con quiénes viven. A este punto te pondrás tu uniforme de detective y saldrás a investigar cuál es el perfil de tus potenciales clientes. 

Te recomendamos que te centres en máximo cuatro perfiles diferentes de buyer persona para que tu estrategia tenga sentido y sea más fácil de medir. Si le vendes a todo el mundo posiblemente no puedas filtrar de manera adecuada tus contenidos.  

5. Evalúa lo que ya tienes

Si antes has creado contenido para tu marca, evalúa las estadísticas de cuáles han sido los más exitosos en cuanto a alcance y conversión. Así sabrás qué debes cambiar, eliminar o rehacer. Recuerda que cada público tiene unas necesidades diferentes, si ves que tu competencia lanza posts en Instagram individuales de solo imagen y texto, no significa que debas replicar esa misma estrategia. 

Juega con los formatos, crea encuestas, evalúa qué quiere consumir realmente tu audiencia y así podrás saber qué contenido nuevo crear. 

Si por el contrario no tienes nada y crearás todo desde cero, entonces es el lienzo en blanco ideal para adaptarte a las nuevas tendencia y formatos que se modifican casi a diario en los medios sociales. 

6. Estudia los canales disponibles

Si por ejemplo quieres crear publicaciones para Facebook, entonces sabrás que el formato de imagen y vídeo son los esenciales para crear engagement en tus comunidades. Si por el contrario tienes pensado enviar ofertas más íntimas y directas a tu lista de suscriptores, entonces el correo escrito es tu arma secreta de conversión. 

7. Escoge la herramienta de publicación

Esa que es ideal, que te ayuda a ver la planificación de manera global y que además se gestiona de manera casi automática. 

Si por ejemplo te vas a centrar en contenidos para tu blog, entonces WordPress es el CMS ideal para programar los artículos que se publiquen de manera automática, asimismo lo puedes hacer con Socialgest, que es una herramienta para publicar en redes sociales y medir otros datos que podrían ser de interés para tu estrategia de contenidos. 

8. Crea un calendario de publicación

En el que vas a añadir columnas con tipos de contenidos, fecha de publicación, hora de publicación, objetivo de cada post, rendimiento, cantidad de likes, número de visitas y demás detalles que irás ajustando dependiendo del canal en el que publicarás el contenido que crees. 

El calendario de publicaciones varía siempre dependiendo de tus objetivos, te aconsejamos que hagas un plan que corresponda a al menos 6 meses de publicaciones, pero que puede ser ajustado a las tendencias del momento así como a los cambios en gustos y necesidades de tu público objetivo.  

9. Haz el contenido 

Aquí no hay mucho que decir, es momento de crear todo el contenido que has planificado, podcasts, videos, imágenes, carruseles, artículos, infografías y más. 

10. Distribuye y comparte 

El paso que a casi todos nos gusta es el proceso de distribución. Como ya tienes una columna de objetivos definida en tu calendario de contenidos, entonces podrás añadir una columna adicional en la que aclares si al vídeo promocional le harás una campaña de anuncios o no, por ejemplo. Todo dependerá de la etapa del embudo de ventas en la que se encuentre tu consumidor. 

11. Mide y audita los resultados 

Como en un principio estableciste los KPIs, a este punto y después de que hayas dejado reposar cada contenido al menos una semana, podrás ir evaluando las métricas para realizar tus informes. Aquí te aconsejamos que no te adelantes a los resultados, ni modifiques el contenido que ya has publicado ¡ni borres las publicaciones! 

Dale tiempo a los canales de crear notoriedad de cara a tus comunidades. 

El éxito no es amigo del desorden… 

Lo más importante de todo lo que hagas es la planificación, con ella podrás evaluar qué te funciona y qué no. 

Recuerda dejar de lado el perfeccionismo, es mejor hecho que perfecto. Solo así podrás dejar de lado la parálisis que da el miedo a no saber cómo empezar tu estrategia. 

Tú también tienes la capacidad de crear comunidades desde cero, generar engagement y vender tu producto o servicio a una audiencia que sí desea esa solución que tienes entre manos. 

No importa qué tanta gente exista en la red social que has escogido vendiendo lo mismo y con estrategias similares, sino lo que aplicas a tu negocio y qué tan constante eres al final. 

Ya tienes un compromiso contigo, es hora de crear tu primera estrategia de contenidos y mostrar al mundo lo que tienes que ofrecer. 

¿Ya la tenías en tus manos o es la primera vez que haces una?, cuéntanos en comentarios cómo ha sido tu experiencia.

P.D.: recuerda además que tenemos un súper artículo sobre cómo diseñar tus objetivos SMART desde cero, aquí te lo dejamos en caso de que le quieras echar un ojo (lo necesitas).

Si nunca te cansas de aprender…

¡Consigue toda una fuente de inspiración para mentes ambiciosas directamente a tu correo!

Recibe cada mes una selección de nuestros contenidos más TOP y hazte con los recursos que solo compartimos con nuestros suscriptores.