ES

EN

+34 621 227 416

L-V (9:00- 19:00)

Iniciar sesión

Formación

La Escuela

Inteligencia emocional: qué es y cómo puede ayudarte

Claudia Roca

25/11/22

25/11/22

Inteligencia emocional: qué es y cómo puede ayudarte
Inteligencia emocional: qué es y cómo puede ayudarte
Inteligencia emocional: qué es y cómo puede ayudarte

Admitámoslo: en la educación tradicional por lo general no se ha valorado suficiente la inteligencia emocional.

Y esto es realmente problemático porque te aseguramos que, a lo largo de tu vida, personal y laboral, SÍ o SÍ harás frente a desafíos que requieran de una buena inteligencia emocional para superarlos.

Y es que trabajarla es FUNDAMENTAL porque te permite gestionar de un modo más efectivo tus relaciones intrapersonales e interpersonales.

Además, te brinda más posibilidades de alcanzar metas y propósitos, así como de darles solución a los diferentes conflictos que se te pueden presentar de una forma asertiva.

Pero ¿Cómo puedes aplicar la inteligencia emocional en el trabajo y otros ámbitos de la vida? Sigue leyendo y descubre qué es la inteligencia emocional, por qué es importante trabajarla y cómo puedes hacerlo.

¿Qué es la inteligencia emocional o EQ?

La inteligencia emocional se entiende por esa inteligencia que te da la habilidad de entender, aplicar y administrar tus soluciones ante diferentes situaciones.

Es una habilidad que una vez que la desarrolles, te permitirá apoderarte de tus emociones. Comprenderás qué es lo que sientes y sabrás cómo utilizar todo esto a tu favor. 

En la medida que la apliques en tu día a día, vas a experimentar menos estrés, te podrás comunicar de un modo más efectivo y también podrás actuar con más empatía con los demás.  

La inteligencia emocional te permite superar los retos y eliminar los conflictos, contribuyendo a que las personas tengan relaciones más sólidas en los diferentes ámbitos de su vida, así como alcanzar el éxito a nivel personal y profesional.

Aquellos que desarrollen una buena inteligencia emocional podrán conectar con sus sentimientos, transformar las intenciones en acciones y tomar decisiones adecuadas en torno a aquellos aspectos que de verdad importan.

¿Cómo te puede ayudar la inteligencia emocional?

El psicólogo Daniel Goleman decía que en su libro “Inteligencia Emocional”, que este tipo de inteligencia es la capacidad mediante la que puedes reconocer tus propios sentimientos, así como los de otros individuos. 

Estar al tanto de lo que estás sintiendo te ayudará a manejar las emociones de una forma adecuada. 

En este sentido, son múltiples los beneficios de la inteligencia emocional, pese a que esta no ha sido tomada con la importancia que merece en los diferentes espacios de la vida de las personas. 

6 Beneficios de la inteligencia emocional

Algunas de las formas en las que puede beneficiarte la inteligencia emocional son las siguientes: 

1. Tendrás una mayor conciencia de ti 

Las personas con una inteligencia emocional desarrollada, además de tener la capacidad para comprender cómo se sienten los demás, pueden entenderse a sí mismas y saber cuáles son sus sentimientos, así como las causas por las que los están experimentando. 

2. Vas a pensar antes de reaccionar

Si eres alguien con una buena inteligencia emocional, sabrás que las emociones pueden ser muy poderosas, pero también temporales, de manera que ante una situación en la que, por ejemplo, tengas un conflicto con uno de tus clientes, sabrás que es mejor tomarte un tiempo antes de hablar con esa persona.

De este modo, podrás calmar tus emociones y pensar de una manera racional en todos aquellos factores relacionados con la discusión, lo que también te ayudará a elegir mejor tus palabras. 

3. Tendrás empatía con los demás

Una de las maneras en las que te ayuda la inteligencia emocional es en el hecho de que vas a ser capaz de pensar y tener la suficiente empatía para entender los sentimientos de los demás.

Podrás ponerte en su lugar y reflexionar acerca de cómo responderías tú ante una determinada situación que veas en otro individuo.

4. Manifestarás una mayor tolerancia ante la frustración

La inteligencia emocional contribuye a que las personas vayan mejorando su gestión emocional al comprender que las cosas no siempre suceden de la forma esperada, ni cuando se desean. 

Es importante que desarrolles tu conciencia emocional para estar en capacidad de aceptar la realidad tal y como es sin sentir frustración

5. Te ayuda a manejar la ira

Trabajar la inteligencia emocional contribuye a que tengas un mejor manejo del autocontrol, lo que a su vez te permitirá desarrollar la capacidad para dominar la ira de una forma más adecuada. 

La educación emocional es idónea para que puedas pensar objetivamente cuando te encuentres ante determinadas situaciones en las que sientas que tienes dificultad para alcanzar tus metas e incluso, que no podrás cumplirlas. 

6. Incrementará tu motivación y te ayudará a alcanzar las metas

La inteligencia emocional te ayudará a que tengas mayores probabilidades de ver cumplidas las metas, deseos y objetivos que te propongas, debido a que, eleva tu nivel de motivación. 

En la medida que sientas más motivación por alcanzar tus diferentes propósitos, experimentarás una mayor aceptación de tu realidad, lo que a su vez contribuirá a que tengas una buena autoestima, o a que mejore en todos los sentidos.  

6 beneficios de la inteligencia emocional

4 habilidades esenciales para la inteligencia emocional 

La inteligencia emocional te ayudará a aceptarte tal y como eres, desarrollando el autoconocimiento, es decir, aprenderás a conocerte y comprenderte mejor a ti mismo.

De este modo, podrás ser más consciente de los diferentes sentimientos y emociones por los que atraviesas en tu vida cotidiana y podrás autorregular tus emociones. 

Así, la inteligencia emocional se suele definir por cuatro habilidades:

1. Autoconciencia

Reconoces tus propias emociones y la forma en la que influyen en tus pensamientos y comportamiento en sí. Conoces tus debilidades y fortalezas, experimentando mayor confianza en ti mismo.

2. Autogestión

Tienes la capacidad para controlar tus sentimientos y los comportamientos impulsivos, gestionar una forma saludable tus emociones, tomar la iniciativa, cumplir tus compromisos y adaptarte a circunstancias que sean cambiantes.

3. Gestión de las relaciones

Puedes desarrollar y mantener relaciones sanas, expresarte y comunicarte con claridad, inspirar e influir a los demás, trabajar bien en equipo y gestionar los conflictos.

4. Conciencia social

Consiste en ser empático y en poder comprender las emociones, necesidades y preocupaciones que tienen las demás personas, captar las señales emocionales, sentir comodidad a nivel social y reconocer la dinámica de poder que hay en un grupo u organización.

4 componentes de la inteligencia emocional

Existen cuatro niveles distintos de inteligencia emocional, en los que se incluye la percepción emocional, capacidad de razonar empleando las emociones, capacidad para entender las emociones y la capacidad de gestionarlas.

1. Precisión de las emociones

El primer paso para comprender las emociones consiste en que puedas percibirlas de una forma precisa, lo que en muchas circunstancias puede implicar la comprensión de señales no verbales, tales como las expresiones faciales y el lenguaje corporal.

2. Razonar con las emociones

Se trata de saber cómo emplear las emociones para promover el pensamiento y la actividad cognitiva. Las emociones permiten priorizar aquello a lo que le prestas atención y vas a reaccionar respondiendo de forma emocional a aquellas cosas que captan tu atención.  

3. Entender las emociones

Las emociones que perciben las personas pueden tener diversos significados, de modo que, si una persona manifiesta enfado, el observador tiene que interpretar la causa del enfado de dicha persona y qué es lo que significa en ese momento.

Por ejemplo, si tu jefe muestra enfado hacia ti, puede significar que no se encuentra satisfecho con tu trabajo. 

Aunque esta emoción puede deberse al hecho de que le pusieron una multa por exceso de velocidad de camino al trabajo o incluso, pudo haber discutido con su pareja… 

No significa que sea una conducta justificable, pero sí denotaría que no sabe gestionar por completo sus emociones. 

4. Gestionar las emociones

La capacidad de gestionar las emociones de manera eficiente constituye una parte fundamental de esta inteligencia y es el nivel más alto en este sentido.

Por lo tanto, es importante que puedas regularlas y responder de forma adecuada a las emociones de las demás personas.

Las cuatro ramas de este modelo se encuentran ordenadas de acuerdo con su complejidad, es decir, desde los procesos más básicos en los niveles inferiores y los procesos más avanzados en los superiores.

Los niveles bajos comprenden la capacidad para percibir y expresar una emoción, mientras que, en los niveles más altos se precisa una mayor implicación consciente y va a llevarse a cabo una regulación de las emociones.

4 componentes de la inteligencia emocional

¿Cómo pueden afectarte las emociones?

El cuerpo humano responde ante las diversas emociones y estímulos negativos y positivos de acuerdo a la manera en la que interpreta dichas manifestaciones.

Por lo que alguien que no tenga una buena inteligencia emocional puede ver afectados diferentes aspectos de su vida como los siguientes:

1. La salud física

Si no puedes regular tus emociones, tampoco serás capaz de gestionar el estrés, lo que puede provocar diversos tipos de problemas de salud. 

El estrés incontrolado causa que la presión arterial se eleve, suprime el sistema inmunitario, incrementa el riesgo de padecer ataques cardíacos, así como de accidentes cardiovasculares… 

Además, puede contribuir a la infertilidad y acelerar el proceso de envejecimiento de los seres humanos.

Por lo tanto, tienes que aprender a gestionar el estrés para evitar sufrir de estos padecimientos.

2. La salud mental 

Las emociones que no se pueden controlar, al igual que el estrés, pueden afectar a la salud mental, propiciando que las personas sean más vulnerables a la depresión y la ansiedad.

Si no puedes sentirte cómodo o gestionar tus emociones, también te va a costar establecer relaciones que sean sólidas, lo que a su vez puede causar que te sientas aislado y solo, agravando todavía más cualquier problema de salud mental.

3. Las relaciones

En la medida que comprendas tus emociones y puedas controlarlas, vas a estar en capacidad para comprender qué es lo que los demás sienten. Te vas a comunicar de un modo más eficaz y establecerás relaciones que sean sólidas, tanto en el trabajo, así como en la vida personal.

Aquellas personas que tienen una buena inteligencia emocional, pueden tener en cuenta las perspectivas, experiencias y emociones que tienen las demás personas, empleando esa información para explicar las razones por las que las personas se comportan del modo en el que lo hacen.  

4. La inteligencia social

Si no tienes una buena inteligencia emocional, vas a manifestar mayores dificultades para desenvolverte con otras personas y el mundo que te rodea, distinguiendo quienes son las personas que actúan o no de una forma amistosa.

Esta capacidad te permitirá medir cuál es el interés que otra persona sientes por ti, disminuir el estrés, equilibrar el sistema nervioso por medio de la comunicación social y sentirte apreciado.

Por qué es tan importante la inteligencia emocional en el trabajo 

Existen empresas en las que además de la capacidad técnica y experiencia laboral en un puesto de trabajo, exigen que los empleados y colaboradores tengan una buena inteligencia emocional.

Y esto se debe a que quienes han desarrollado su inteligencia emocional, podrán solventar de una forma más eficiente las diversas complejidades de un sitio laboral, siendo capaces de actuar con liderazgo, motivando a otros y destacando en su carrera...

Lo que se reduce a que la capacidad intelectual no es suficiente para poder alcanzar el éxito en la vida, ya que si bien es cierto que te puede abrir muchas puertas, será la inteligencia emocional la que va a permitirte manejar el estrés y las emociones cuando tengas que enfrentarte a diferentes desafíos.  

Por lo que es necesario que la inteligencia emocional y el coeficiente intelectual vayan de la mano y se complementen uno al otro.

¡Tienen que ser un matrimonio! 

Cómo utilizar la inteligencia emocional a tu favor

Las acciones que te mostramos a continuación son una muestra de cómo utilizar la inteligencia emocional en los diversos ámbitos de la vida:

  • Ten la capacidad para aceptar la crítica y la responsabilidad por los actos cometidos.

  • Di que NO cuandoe sea necesario.

  • Seguir adelante después de que cometas un error.

  • Compartir tus sentimientos con otras personas.

  • Resolver los problemas de modo que funcionen para todas las personas.

  • Tener empatía con otras personas.

  • Tener una excelente capacidad para escuchar.

  • Saber los motivos por los que haces las cosas que haces.

  • Evitar juzgar a las otras personas.

3 consejos para mejorar la inteligencia emocional

Los siguientes consejos que te daremos te ayudarán a desarrollar tu inteligencia emocional, o al menos eso intentamos hacer, ayudarte: 

1. Aprende a escuchar

Si quieres comprender qué es lo que sienten los demás, tienes que tomarte el tiempo para escuchar lo que tiene que decirte la gente, tanto de forma verbal como no verbal.

A través del lenguaje corporal puedes comprender mucha información, así que, cuando sientas que una persona se siente de un modo determinado, tienes que considerar los diversos factores que pueden estar ocasionando dicha emoción.

2. Actúa con empatía

Aunque captar las emociones es fundamental, también tienes que ser capaz de ponerte en el lugar de la otra persona para entender cuál es su punto de vista.

Hay que practicar la empatía con otras personas

Imagina cómo te puedes sentir en la situación del otro. Esta clase de actividades pueden ayudarte a desarrollar una compresión emocional de una situación específica.

3. Reflexiona acerca de tus emociones

En relación con la práctica de la inteligencia emocional, hay que considerar la forma en la que tus emociones influyen en las decisiones que tomas y tus comportamientos, de manera que, cuando pienses en relación a cómo responden otras personas, evalúa el papel que desempeñan las emociones de estas. 

3 consejos para mejorar la inteligencia emocional

Nuestra vida se maneja con inteligencia emocional… 

En todos los ámbitos de la vida, saber actuar con inteligencia emocional es esencial, ya que, las personas podrán tener una mejor relación consigo mismas y los demás, comprendiendo cuáles son sus sentimientos y emociones, lo que es clave para tener mejores relaciones intrapersonales e interpersonales.

Por lo tanto, hay que educarse para ser capaz de aplicar este tipo de inteligencia y trabajar para desarrollarla más día a día, de manera que sea posible alcanzar todas las metas propuestas y tener una mejor calidad de vida.

¿De qué otras formas podemos mejorar la inteligencia emocional? ¡Cuéntanos tus trucos!

Si nunca te cansas de aprender…

¡Consigue toda una fuente de inspiración para mentes ambiciosas directamente a tu correo!

Recibe cada mes una selección de nuestros contenidos más TOP y hazte con los recursos que solo compartimos con nuestros suscriptores.